Enter your keyword

Matarrania; La marca española 100%

Matarrania; La marca española 100%

Matarrania; La marca española 100%

Evelyn es otro ejemplo de mujer, madre y emprendedora de éxito. De ella nace en 2007 Matarrania, un proyecto de vida, una iniciativa con mucha personalidad que conjuga naturaleza, valores locales y salud.

Matarrania tiene su origen en la comarca de la Matarraña, en la cuenca del rio que lleva su nombre, en las montañas y bosques que la protegen y que guardan los secretos mejor conservados de la naturaleza. Algunos han llegado a afirmar que su aceite de oliva está entre los mejores del mundo, de variedad Empeltre, una de las más antiguas de España. 

Y por eso, Matarrania ha escogido el aceite de oliva como protagonista. Es el ingrediente por excelencia que se combina con otros tesoros autóctonos aromáticos y medicinales para ofrecernos lo mejor.

Evelin tiene claro que sus productos tienen que estar basados en procesos tradicionales de producción, recuperando un “savoir faire” autóctono y una cultura local reflejada en los insumos y  recursos cercanos de los que nos hemos abastecido desde hace siglos. 

Y Matarrania ha recopilado este conocimiento, ha estudiado los recursos naturales locales disponibles y los ha puesto en valor para cuidar la piel de una manera natural, porque como ella misma expresa en su web: MATARRANIA cree que la belleza es patrimonio de todos, y que esa belleza se transmite desde la salud, la felicidad y la estima personal.

Sus productos se caracterizan por una materia prima de calidad, pureza de sus fórmulas y sumo respeto por el entorno, lo que se traduce en salud, eficacia y respeto a la naturaleza.

El 100% de los ingredientes que se utilizan son naturales y ecológicos certificados, y como ya hemos dicho, el aceite de oliva es la base de su creaciones que se mezclan con aceites vegetales y esenciales, extractos de plantas, hidrolatos y ceras.

El aceite de oliva virgen ecológico se obtiene con el método tradicional de primera presión en frío. Es el primer jugo, el único procedimiento que permite mantener, intactas, las propiedades del aceite. Contiene gran cantidad de vitamina E, ácidos grasos esenciales y polifenoles, lo que le hace ser un potente antioxidante, excelente hidratante, protector y tónico de la piel.

Otros aceites que no faltan en la cocina de Matarrania son el de almendras dulces, sésamo, girasol, avellanas, coco y rosa mosqueta, todos ellos vírgenes y extraídos con el mismo procedimiento tradicional de presión en frio para mantener todas las propiedades específicas de cada planta.

Como elemento suavizante y protector se utiliza mucho la cera de abeja, y aceites esenciales puros, extraídos sólo con procedimientos mecánicos para caracterizar los aromas.

Destacar también que en sus recetas siempre podremos encontrar maceraciones de plantas frescas para no desaprovechar los principios vegetales activos que guardan estas joyas mediterráneas.

Y lo que nunca se va a encontrar en Matarrania son aceites minerales, ni parafinas, ni colorantes artificiales, ni perfumes sintéticos, ni productos testados en animales.

Cosmética RAW: Matarrania se suma esta tendencia, donde los ingredientes que se utilizan están en su estado puro, no han estado sometidos a elevadas temperaturas, por lo que contienen un máximo de componentes en estado puro y, por lo tanto, su eficacia es mayor.  No se superan en su fabricación los 40 grados de temperatura, y es una forma de asegurar que todos los antioxidantes, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales se mantienen en sus ingredientes, los cuales ayudan a hidratar, nutrir y revitalizar todo tipo de pieles.

Todos los aceites vegetales vírgenes son de presión en frío. Además, los principios activos vegetales también se obtienen por maceración en frío, sin aportación de calor. Así, todos los componentes beneficiosos de las plantas pasan intactos a los aceites, dando como resultado cosméticos plenamente naturales, muy puros y muy efectivos.

Y por este motivo, Matarrania y sus aceites son considerados RAW porque en su elaboración no se utiliza calor. No es el caso de los bálsamos o productos que contienen cera, ya que sí se someten a calor para derretir la cera virgen y que  ésta emulsione con el resto de ingredientes, por eso no reciben el tratamiento de RAW.

Cosmética SLOW: “No tengas prisa, disfruta del placer de cuidarte, es tu momento… Y hazlo de la forma lo más natural posible, con ingredientes de la tierra, cercanos y afines a tí.” Éste es uno de los pilares de la filosofía de MATARRANIA, cosmética de lenta pero de efectiva absorción y eficaces resultados.

La elaboración no tiene prisa, se recogen las plantas silvestres en su momento estacional óptimo, como antaño, se maceran en aceite de oliva el tiempo necesario, y se guardan según las antiguas formulas.

La aplicación de estos productos también requiere tiempo, tiempo para cuidarnos, para dedicarnos, porque la alta concentración de aceite de oliva de las formulaciones hace que sean productos de lenta absorción y que necesitan que nos mimemos y que masajeemos las zonas a hidratar.

Cosmética KM 0: Más del 80% de los ingredientes que utiliza Matarrania se producen a menos de 300 km de distancia. Se apuesta por la dinamización de la economía agrícola y ganadera local, así como por minimizar el impacto en el medio ambiente. En sus nuevas etiquetas, se puede ver el % de ingredientes KM 0 que contiene el producto.

Y por si fuera poco, además de ayudar a fijar población rural y a revalorizar las actividades económicas locales, el 100% de la materia prima es ecológica y certificada. La Organic Soil Association es la certificadora elegida por Matarrania para certificar todos sus productos, una garantía más de que en este proceso de producción y elaboación de los productos se han respetado los sistemas naturales y la salud de las personas. Sus envases están fabricados con un 30% de vidrio reciclado y la caja de cartón es de papel 100% reciclado.

Sin duda, es una marca que con todo orgullo puede colgar en su puerta el cartel de COSMETICA SOSTENIBLE en mayúsculas, por ser un proyecto de desarrollo sostenible de pies a cabeza.

Deja un comentario